#2 – ¿Dónde estás apoyando tu escalera?

Hace unos meses recibí este whatsapp: “Mariano, pensé en vos para poder acompañar durante un año a un grupo de emprendedores que están con algunos problemas”

En ese momento mi negocio estaba descontrolado, requería muchas horas de mi trabajo, llegaba tarde y casi no tenia fines de semana. Me sentía abrumado y con muy poca energía para “regalar”.

“mmm dejame pensar, te respondo en unos días” le conteste solo para ganar tiempo, porque claramente quería decir que NO.

Por esos días, leí algo sobre “Como crear tu misión personal”. Hice doble clic y me puse a investigar. No perdí el tiempo y comencé ese mismo día a redactar mi primer versión.

A la semana, me volvió a entrar el mensaje “¿ya decidiste Mariano?”

Para ese momento, venía repasando mi misión personal todas las mañanas, y una parte decía (y todavía dice) “Ayudar, motivar y sacar lo mejor de los demás siempre que me den la oportunidad”…

Era tan claro en ese momento: decir que SI conectaba directamente con las cosas mas transcendentales e importantes para mi.

Casi un año después, a partir de esa decisión descubrí una vocación que tenia adormecida y hoy ademas de ser una fuente inagotable de alegrías y buenas noticias, me permitió duplicar mis ingresos generando un negocio nuevo. Gol de media cancha. 

¿Cuantas de estas oportunidades dejamos pasar por no saber de verdad que queremos?

¿A cuantas cosas le decimos que SI solo porque es lo que se supone que tenemos que hacer?

¡Cuanto tiempo, plata y energía desperdiciada!

3 pasos para crear tu primer misión personal:

1- IDENTIFICA LOS ROLES DE TU VIDA.

Máximo 7. Una misión personal tiene que incluir todos los roles de tu vida. No vale la pena descuidar ninguno totalmente por darle mas tiempo y energía a otro. Como ejemplo, mis roles son: Persona, Esposo, Padre, Dueño de negocio, Emprendedor, Inversor, Amigo y familia extendida. Por supuesto que para cada persona son diferentes. ¿cuales son los tuyos?

Donde esta tu tiempo, están tus prioridades. Para saber cuales son las cosas importantes de una persona, solo hay que ver su Google Calendar.

2- ¡ARRANCÁ YA!

Usa Gmail, Evernote, una hoja de papel, lo que quieras que puedas volver a consultarla todas las veces que quieras. Tenes que saber que tu primera versión va a ser torpe, incompleta, contradictoria y probablemente te de vergüenza.

Es importante que seas especifico y sincero con vos mismo. Si parte de lo importante para vos es “Estar en perfecto estado físico, tener un cuerpo envidiable y vestirme a la moda” ¡está bien! no importa si a los demás le suena superficial, no quieras que sea correcto para los demás.

El hacer este ejercicio, va entrenando el musculo del NO. Ese musculo que cualquier persona que quiera tener una vida relevante, tiene que ejercitar.

3- QUE SEA HABITO

El verdadero poder de la misión personal, radica en tenerla presente de manera diaria. En poder reflexionar todos los días sobre nuestro camino, nuestras elecciones y nuestros resultados.

Personalmente, después de desayunar, encuentro 15 minutos para repasar mi misión y responder esta pregunta simple, poderosa e incomoda: “¿Que vas a hacer hoy para ser coherente con tu misión?”

Stephen Covey define de manera simple la diferencia entre eficacia y eficiencia “La eficiencia es la capacidad de subir rápido una escalera, de hacer muchas cosas de manera correcta. La eficacia en cambio, es saber apoyar la escalera en la pared correcta”

¿Donde estas apoyando tu escalera?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *