Artículo #9 – Afilar el hacha. ¿Qué significa en realidad?

Un leñador muy trabajador se presentó a una oferta de trabajo en un bosque. Viendo su motivación y su energía, le contrataron enseguida.

El primer día, el dedicado leñador había conseguido talar 18 árboles, una cifra impresionante. Pero el hombre era muy trabajador y quería demostrar que podía hacerlo todavía mejor, y el día siguiente salió a batir su récord. Sin embargo, al finalizar el día, solo pudo volver con 15 troncos.

Iban pasando los días y el leñador se esforzaba por superarse, pero cada vez volvía con menos árboles. Estaba desesperado.

– No lo entiendo, cada día corto menos árboles.

– ¿Cuánto hace que no afilas el hacha?

– ¿Afilar? No tengo tiempo para afilar. Estoy muy ocupado cortando árboles.


Tener hábitos que nos renueven y nos carguen las pilas es para todos los días, no es para las vacaciones, para los fines de semana o para cuando logre tal o cual cosa. No es para “cuando logre el ascenso” o para “cuando llegue a tal facturación” o “cuando me reciba”.


¿Qué sucede cuando no afilamos el hacha? En mi experiencia, el círculo vicioso se parece a esto:

Exceso de trabajo llego tarde a mi casa como mal porque “me lo merezco” miro Netflix hasta tarde “para despejarme” al día siguiente me levanto tarde y cansado arranco el día apurado quiero producir desde el primer minuto Cada vez estoy más cansado, más agobiado, con menos concentración Los resultados son cada vez peor y el círculo se profundiza.

¿Qué es en realidad afilar el hacha? ¿Es todo lo que no sea trabajo?

¡NO! Si nos la pasamos del trabajo a reuniones sociales, del trabajo a ocio, del trabajo a ver amigos, nunca vamos a dedicar tiempo a renovarnos realmente. Hay algo “en el medio” que hace toda la diferencia.


¿Cuáles NO son las actividades para “afilar el hacha”?

  • Tomarse una cerveza con amigos
  • Jugar con tus hijos
  • Mirar una serie en Netflix
  • Ir al cine
  • Ir de compras

Todas estas actividades son ocio, vida familiar y vida social. Nos completan, son muy importantes, pero son actividades que nos cansan, nos consumen energía. ¿Quién está inspirado y con ganas de trabajar en algo importante después de ir al cine y comer pochoclos?

 

¿Cuáles son las actividades que SI Afilan el hacha?

  • Ejercicio físico medido
  • Meditación (cualquier tipo)
  • Lectura (cualquier tipo que amplíe la conciencia)
  • Silencio y momentos de soledad
  • Mentalizaciones y visualizaciones
  • Aire libre y naturaleza
  • Escribir reflexiones
  • Planificación orientada a misión tu personal

En definitiva, todas las actividades y hábitos que estén en el ámbito de auto conocimiento. Todo eso que te inspira, te recarga y te renueva.


Personalmente encuentro las mañanas, antes de que comiencen las urgencias del día, el momento ideal para hacer ejercicio, meditar, planificar y hacer todas esas actividades que nos ponen en la mejor versión posible. Para encontrar los momentos adecuados, hay que ponerse en búsqueda. Consolidar estos hábitos es un proceso de año, pero les aseguro que vale la pena, es una inversión clave para conseguir lo que realmente queremos.

Te invito también a que compartas en este artículo (en los comentarios), cuales son las actividades que te ayudan a afilar el hacha, para enriquecer este diálogo entre emprendedores que queremos seguir evolucionando.

2 thoughts on “Artículo #9 – Afilar el hacha. ¿Qué significa en realidad?”

    1. Excelente hábito Fede! hace que nuestra mente se convenza de que “ESO” es para nosotros. A no aflojarle ni un día! sin prisa, sin pausa, llegan los resultados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *