Artículo #16 – 5 claves para no abandonar tus objetivos anuales

Probablemente en las últimas semanas te hiciste “promesas” para este año, te propusiste algunos objetivos que queres lograr en 2019.
Según las estadísticas hay 80% de probabilidades de que abandones esos objetivos en Febrero. Y solo un 8% de que cuando llegue Diciembre te encuentre con tus metas cumplidas. (Fuente: Liderazgohoy.com).

¿Qué hace diferente ese 8% de la gente que logra sus metas a fin de año?
Según mi experiencia aplicando diferentes métodos, del estudio de referentes en el tema y de la observación de personas que lo logran, les comparto 5 conceptos claves:

1- OBJETIVOS QUE PARTAN DE UN PROPÓSITO MAYOR. Hay que hacerse una pregunta clave ¿Por qué quiero lograr eso que me propongo? Si no es coherente con lo más importante para vos, no va a tener la fuerza suficiente para que siga “viva” en momentos difíciles. Por ejemplo, si queremos bajar de peso porque “tengo un amigo que bajo de peso y me da envidia”, es probable que no sea una razón suficientemente fuerte. Pero si quiero bajar de peso porque “es el primer paso para mejorar mi salud, tener más confianza, tener más energía y poder disfrutar de mi trabajo y mis vínculos a largo plazo” entonces quizás sea algo suficientemente potente para que nos siga acompañando en las malas. Buscá los motivos correctos para ponerte objetivos.
 
2- QUE SEAN MEDIBLES Y ESPECÍFICAS. Para poder darle un seguimiento durante todo el año, nuestro objetivo tiene que ser específico y medible, porque si no, vamos a perder de vista fácilmente lo que queremos. Lo que no se mide no se puede mejorar. Por ejemplo “quiero estar más saludable” es una propuesta mal formulada, porque no se entiende y no invita a ninguna acción. En cambio “quiero bajar 5 kg en 3 meses, bajar mi grasa corporal a 20% y poder correr durante 30 minutos” nos sugiere un camino concreto y vamos a saber todo el tiempo si vamos bien o no.
 
3- APRENDER LO NECESARIO PARA EVITAR SOBRE ESFUERZOS. Es muy común que el desconocimiento nos haga hacer más esfuerzos de los que deberíamos. Siempre tenemos hacer las cosas sean lo más fácil posibles.
Por ejemplo, si queres bajar de peso y no te informas, podes matarte 2hs por día en el gimnasio y seguir comiendo mal, por lo que no vas a lograr tu objetivo mientras estas poniendo mucho esfuerzo. Eso te va a frustrar y vas a abandonar tu meta. En cambio, si sabes cuál es la cantidad justa de ejercicio necesario para tu objetivo y te asesoras para saber qué tipo de comidas necesitás, entonces vas por buen camino.
 
4- HACERLO HÁBITO. No abuses de tu voluntad. No es necesaria tanta disciplina, es necesario dominar los hábitos. Incorporemos rutinas que sean funcionales a nuestros objetivos. Lo mágico es que cuando lo tenemos incorporado, es más fácil hacerlo que no hacerlo. Las claves para que funcionen:

  • Progresivo. Que sea ridículamente fácil empezar.
  • De a uno a la vez. Al principio “gasta voluntad” y necesitamos cuidarla
  • Premiarte. Asocia el nuevo hábito con algo placentero.

Un contra ejemplo seria comenzar Cross Fit después de años de sedentarismo, hacer una dieta super estricta de un día para el otro y querer leer un libro por semana. Todo eso nos va a agotar la voluntad muy rápido y lo vamos a asociar con dolor. Abandono garantizado.
Un buen ejemplo seria: Desayunar sin harinas, luego leer 15 minutos y salir a caminar otros 20. A la vuelta nos premiamos con una buena ducha y el café que más nos gusta. A fin de año vas a haber leído más de 90hs y caminado más de 120hs. ¿Se ve la diferencia?
 
 
5- DARLE SEGUIMIENTO, MEDIRLO Y CORREGIR. Por último tenemos que tener un sistema para darle seguimiento. Saber que estamos haciendo y que no. Si queremos bajar de peso, tenemos que pesarnos por lo menos una vez por semana. Si queremos leer más, tenemos que registrar cuantos minutos lo estamos haciendo. Si queremos comenzar un negocio nuevo, tenemos que saber cuántas horas a la semana estamos dedicando.
Siempre vamos a desviarnos y tener que recalcular. No cambiando el objetivo, pero si la estrategia para conseguirlo.
 
Personalmente uso una mezcla de Google Calendar y aplicaciones como Calm, Time Pro, Money Pro, FatSecret para medir el ejercicio que hago, el tiempo que medito, lo que como, lo que gasto y todas las variables que tienen impacto en mi vida. Puede parecer obsesivo, pero la verdad que me lleva menos de 5 minutos al día registrar todo y me ayuda a saber si voy bien o tengo que corregir. Además, si queremos tener los resultados que tiene el 8% de las personas, tenemos que hacer cosas diferentes al 92% restante.
 
Es verdad que si esta semana no haces ejercicio no pasa nada. O que si hoy desayunas facturas no vas a ver cambios. También es verdad que postergar ese negocio un año mas no te va a hacer diferencia. Pero sumá todas esas malas decisiones y proyectalas a 20 años. ¿Qué impacto va a tener en tu vida? ¿Qué impacto van a tener en tus hijos?
No podemos elegir nuestro destino, pero podemos elegir lo que hacemos todos los días, y eso es lo que determina nuestro destino
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *