Artículo #38 – 7 mentiras sobre emprendimiento que ves en redes sociales

Estas son algunas imágenes que pude obtener en Instagram al buscar #jovenesemprendedores (arriba)

Cada imagen y frase probablemente tenga algo de verdad. El problema es cuando las personas (especialmente los jóvenes que están comenzando) creen que ESO es emprender. En la industria del emprendimiento, está lleno de estos mitos, de promesas falsas (o muy exageradas) que seducen a miles de personas en busca de gratificación inmediata con poco esfuerzo y resultados enormes en poco tiempo. 

En este artículo puse algunas de las más comunes, para que puedas estar atento y saques tus propias conclusiones:

1- Falsas promesas. “Recuperá la inversión en un año”, “Rentabilidad asegurada”, “Ganá plata viajando”, “Sumate a mi red y hacete millonario”. Estos ganchos son como mínimo exagerados. Juegan con las ilusiones de muchas personas. Cuando estés frente a estas promesas, podés preguntar: ¿Cuál es el problema que están solucionando? ¿Cuál es el aporte de valor real que genera la riqueza de la cual me hablas? Si las respuestas te confunden, probablemente sea una buena idea decir que NO y seguir buscando posibilidades.

2- Cero riesgo. No existe ningún negocio en el mundo con cero riesgos. Ninguno. Lo que se puede lograr con muchos años de experiencia es reducirlos y maximizar los resultados. Pero al comenzar un negocio los riesgos casi siempre son altos. Si alguien te promete esto, no entiende nada o te está mintiendo.

3- Todo motivación. Las frases inspiradoras con “leones” abundan. Las personas creen que necesitan motivación, pero no es lo que se necesita (principalmente) para emprender. Se necesitan métodos, herramientas y educación adecuada para lograr resultados. La motivación es efímera y nunca dura lo que dura el camino emprendedor. No es una base sólida sobre la cual construir.  

4- Súper oportunidades. Normalmente, cuando uno pone mucha energía y ganas en aprender de negocios, las “oportunidades” comienzan a llegar. Pero hay que saber que la mayoría de esas propuestas son oportunidades para otros, no para vos. Si analizamos con sabiduría cada una que aparece, nos vamos a dar cuenta que muy pocas son verdaderas.

5- Zanahorias lujosas. Lamborghinis, hoteles de lujo, viajes, largas vacaciones, efectivo, joyas, fiestas y relojes. ¿Es posible que un emprendimiento te de todo esto? Claro que sí. Pero hacer planes con esto como objetivo, es una pésima idea. Porque el camino es muy largo y sin demasiados lujos, más bien es áspero e incómodo. Y si esta es tu motivación principal, vas a abandonar rápidamente.

6- Vida fácil, menos esfuerzo. Es verdad que emprender te permite diseñar la vida que querés a largo plazo y permite optimizar algunas cosas para lograr más con menos. Pero el crear un negocio requiere mucho esfuerzo. Si comenzás con la idea de que emprender es fácil, hay altísimas chances de que no prosperes como emprendedor.

7- Los elegidos. ¿Podes tener la surte de ser el próximo Mark Zuckerberg? Si, pero es infinitamente poco probable y si haces planes basándote en esto, vas a tomar muy malas decisiones. Estamos llenos de historias de grandes emprendedores, historias heroicas que siempre terminan bien. Pero el problema es que las que terminan mal no llegan a nuestros oídos. Cuando miramos para atrás en las historias de éxito, es fácil ver el camino, pero no quiere decir que si haces lo mismo tengas los mismos resultados. Tu camino emprendedor es único y hay que construirlo con expectativas medidas, no es base a mega excepciones.

Hay una razón muy simple por la cual estas promesas son mentiras. Porque aunque tengas la suerte de meterte en un negocio con poco riesgo, muchas ganancias, poco esfuerzo y fácil, va ser cuestión de tiempo que otros lo hagan también. Por lo cual, aunque tengas esa suerte enorme de estar en ese momento y lugar adecuado, la competencia natural del mercado va a hacer que se haga difícil, muy riesgoso, tenga pocas ganancias y requiera mucho esfuerzo. Con lo que vas a tener que comenzar de nuevo, y dudo que vuelvas a tener tanta suerte.

Mi misión es ayudar a jóvenes con vocación emprendedora a construir sus negocios sobre bases sólidas. Por eso escribo este tipo de artículos, para evitar falsas expectativas, falsas imágenes que poco o nada tienen que ver con el verdadero camino emprendedor. Camino que (según mi opinión) se trata de servicio, de esfuerzo, de constancia, de transparencia, de planificación, de jugar a largo plazo y de buenos hábitos. ¿No hay lugar para lujos y diversión? Claro que si, pero son ratos aislados de poca transcendencia. No podemos basar nuestros planes en cuestiones de tan poca importancia.

Para perdurar como buenos emprendedores por décadas, necesitamos construir sobre piedra. Y algunas propuestas que nos llegan a la pantalla de nuestro celular son pura arena. Te invito a ejercitar el músculo del pensamiento crítico, a poner en duda lo que te dicen y preguntarte de donde viene, quien lo dice y con que intereses. A elegir conscientemente que mensajes consumir, a quien escuchar y a quien seguir. 

¿Hay otro mensaje ahí afuera que creas que es un mito? ¿Caíste en alguna promesa falsa? Me encantaría que me cuentes acá mismo o en Istagram @pleno_emprendo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *