¿Cuántas horas tengo que trabajar en mi negocio? – Artículo #57

No hay respuesta correcta para esta pregunta. Pensar en horas de trabajo es pensar con un paradigma obsoleto y que no funciona para emprender (actualmente ni siquiera para algunos trabajos en relación de dependencia).

Te invito a salir del paradigma de “tiempo de trabajo” y pasar al paradigma de resultados generados con el menor tiempo y esfuerzo posible, manteniendo el desarrollo de todas las áreas de la vida.

Para eso es necesario abandonar la concepción dual vida personal / negocio. Porque pensarlo de manera separada, hace que entendamos que ambos mundos se pelean por los mismos recursos (tiempo, plata, energía). Cada mundo le quita al otro. Bajo este esquema, si trabajamos más horas, tenemos menos tiempo para nuestra vida personal. Si gastamos más plata en nuestro negocio, tenemos menos plata para la vida personal. Si nos esforzamos mucho para crecer, no nos quedan energías para cuando “llegamos a casa”.

Considero que es mucho mejor pensar en una “torta” que se agranda, en roles de nuestra vida que se alimentan mutuamente. Entender a nuestro negocio como una fuente de recursos para nuestros otros roles y viceversa. Entonces, mejor que preguntarse si estamos trabajando mucho o poco, propongo pensar si estamos descuidando algún rol o algún área importante de nuestra vida.

Si sentimos que estamos atendiendo todas las áreas y roles de nuestra vida, no importa si trabajamos 70 horas a la semana. De la misma manera que si tenés que ocuparte de un problema familiar, quizás 10 horas semanales de trabajo es demasiado.

La señal a la cual debemos prestar atención para saber si estamos trabajando demasiado, es en qué situación estamos con las cosas importantes de nuestra vida: la salud, nuestros vínculos, la vida social y todo lo que consideres prioridad. Si vemos que sistemáticamente estamos descuidando algo que nos importa, entonces es momento de parar la pelota y volver a organizarnos.

En este punto, lo mejor que podemos hacer es enfocarnos en los resultados. Entender que tareas estamos haciendo para nuestro negocio que tiene bajo impacto y/o es fácilmente delegable. Y poner ese tiempo ganado en cuidar ese aspecto al cual queremos ponerle mas atención. De la misma manera puede pasar que estemos dedicando excesivo tiempo a la diversión, a la vida social o al ocio. Y quizás sea momento de revisar prioridades para poner más tiempo en nuestro negocio. Sin importar de cuantas horas estemos hablando.

Esta manera de ver las cosas es mucho más exigente que el tradicional “trabajo de 9 a 18hs”. Pero también da libertad y puede ser una manera de acercarnos a nuestros objetivos mucho más efectiva. Además requiere mucho autoconocimiento, ya que tenemos que tener claro hacia dónde vamos y cuáles son nuestras prioridades.
 ¿Qué paradigma tenés actualmente? ¿Que problema estas teniendo con la organización del tiempo? Podés responderme acá mismo o en Instagram @pleno_emprendo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *