Marketing 2020 para dueños de negocio

Conocer y aplicar marketing digital a tu negocio ya no es una opción. Hace un par de años que dejó de ser algo “para algunas industrias” y pasó a ser para casi todas. Y digo casi porque siempre hay excepciones. Si tenés la suerte de tener el único kiosko adentro de un estadio, es verdad que no es necesario que generes contenido ni que pienses en nuevas maneras de llegar a tus clientes. Porque cada vez que haya un evento deportivo, vas a ser la única opción para tus clientes hambrientos.

Pero para el resto, las cosas no son tan fáciles. Tenemos que saber cómo llegar nuestros clientes. Como hacer que nos conozcan, que nos recuerden, estar presentes en el momento de la decisión, contar muy bien porque elegirnos es una buena idea y cerrar esa venta de manera efectiva.

Años atrás, la atención de las personas estaba en la televisión, en la radio y en las vidrieras de las avenidas o de los shoppings. En la actualidad, gran caudal de esa atención está puesta en internet. Por esta razón es que tenemos que aprender e implementar estrategias que involucren lo digital.

Acá van algunas tendencias y buenas prácticas para trabajar el marketing digital de tu negocio. Como suelo hacer, voy a ir desde los conceptos más generales a los tips más particulares.

  • MARKETING DE SERVICIO. La era del bombardeo de propagandas terminó. Las nuevas generaciones (y las viejas actualmente) ya no aceptan ver anuncios de productos o servicios que no les interesan. Hoy el marketing se trata de acercar valor a las personas. Se trata de conectar un problema con una solución. Este nuevo paradigma entiende al marketing como una noble herramienta para los negocios y no como un mecanismo de generación de necesidades.  
  • CONTENIDO DE VALOR. La mejor manera de generar confianza en tus posibles clientes es regalando contenido. No vendiendo, no promocionando, no mostrando lo bueno que sos, sinó dando algo que les sirva para crear un vínculo sincero. Se trata de dar para recibir.
  • EMBUDOS DE VENTA. Comenzar a pensar en el proceso de compra como un todo es clave. Tener un mensaje diferenciado para público frío (que no te conoce), para público tibio (los que ya te conocen, pero no compraron) y para público caliente (a punto de comprar o clientes habituales). Es necesario tener un sistema para darle seguimiento y conocer las conversiones de cada etapa para aumentar las ventas.
  • MARCA PERSONAL. Casi nadie le compra a marcas, se le compra a personas. Es una muy buena idea poder involucrar tu persona en el negocio. Eso humaniza la marca, genera cercanía y confianza. Involucrar tu marca personal puede tener mucho impacto.
  • MULTICANAL. Está siendo cada vez más afectivo el mostrarse en todas las redes y canales. Es ideal poder adaptar (no replicar directo) nuestro contenido a cada canal y red social. Nos van a conocer más personas y vamos a tener más llegada. Y todo invirtiendo solo un poco de tiempo.  
  • INTERACCIÓN. Los likes y seguidores son métricas cada vez menos importantes. Las interacciones son cada vez más valiosas, porque demuestran el verdadero interés de tu audiencia en lo que hacés. Hay varios trucos para aumentar la interacción, pero prefiero hablar de estrategias sólidas, y en ese caso, no hay nada como generar contenido regular, de valor y orientado a tu cliente ideal.
  • HIPERSEGMENTACIÓN. El proceso de dirigirse cada vez a nichos más específicos es un fenómeno en crecimiento. Dentro de un mismo negocio, muchas veces debemos tener mensajes diferentes en multiples canales para diferentes públicos. De esta manera, ante tanta información, la persona se va a sentir identificada rápidamente.
  • TIKTOK, LINKEDIN Y PODCAST. Es muy probable que estés usando Facebook, Youtube Instagram para tu negocio. Pero te recomiendo que te involucres es estos tres canales. TikTok es la red con mayor crecimiento de este año y está recomendada por referentes como Gary Vee. Linkedin está posicionándose como una red con muchas posibilidades para ofrecer servicios y productos a negocios y personas. Y el Podcast es un formato con mucha capacidad de crecimiento.

¿Tengo que hacer todo esto para mi negocio? Claro que no. Es ideal manejar todos estos medios, pero tenemos que elegir a partir de lo más cómodo y efectivo para nosotros.

Un camino podría ser investigar, hacer cursos, probar y corregir. El otro más corto es contratar a alguien que pueda diseñar una estrategia al respeto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *